Potencia tu sistema inmunitario

Cuidar la alimentación es el factor que más está a nuestro alcance para tener un buen estado de salud. Tener un buen sistema inmunitario es fundamental para combatir mejor las infecciones. Hay muchas variables que involucran este sistema. Comer de manera saludable y potenciando alimentos con ciertos contenidos de vitaminas y minerales es un factor clave para el mantenimiento del sistema inmune. 

Sistema inmunitario 

Es una red compleja de células, tejidos y órganos que trabajan conjuntamente para defendernos de gérmenes. Ayuda a nuestro cuerpo a reconocer “agentes extraños” y a expulsarlos de nuestro organismo. Protegiendo nuestro cuerpo de bacterias nocivas, virus, toxinas, células tóxicas, etc. Si nuestro sistema inmunitario no funciona bien seremos más propensos a padecer infecciones y otros problemas asociados a la falta de anticuerpos. Podría incluso considerarse el sistema inmunitario como un paraguas, capaz de proteger al organismo del ataque de microorganismos externos. 

A medida que nos envejecemos, nuestro sistema inmune también lo hace. Tarda más en responder frente a cuerpos extraños, lo que puede causar infecciones y tardar más en combatirlas, curando más lentamente. 

¿Cómo favorecer el sistema inmunitario? 

Una buena alimentación, ejercicio regular, reducir los niveles de estrés y evitar los hábitos tóxicos como el alcohol y el tabaco son las variables que tenemos más al alcance para reforzar nuestro sistema inmunitario. 

Estudios científicos señalan que una dieta variada y el consumo de probióticos de manera regular contribuyen a un buen funcionamiento de las defensas. El estado nutricional juega un papel importante en el funcionamiento del sistema inmune ya que diversos nutrientes refuerzan en cierta manera las células inmunitarias. 

Alimentación para reforzar la inmunidad 

Desde el punto de vista de la nutrición, el buen estado del organismo es decisivo para tener buena salud y la dieta es uno de los principales factores externos que puede afectar a nuestras defensas. Es importante que el aporte de energía sea el correcto, ni por encima ni por debajo de nuestras necesidades; tanto el aporte excesivo de energía como las dietas de muy bajo valor calórico afectan la capacidad del sistema inmunológico de combatir las infecciones. 

En condiciones de malnutrición, ya sea por defecto o por exceso (desnutrición, trastornos del comportamiento alimentario, sobrepeso u obesidad), hay mayor incidencia de desórdenes relacionados con el sistema inmunitario  

consejos prácticos para mejorar tu alimentación 

Cinco raciones de frutas y verduras al día 

Las frutas y las verduras son la fuente de vitaminas, minerales y fibra más importantes. Los vegetales deben estar presentes en todas las comidas y cenas, representando el 50% de las comidas principales. Preparaciones de hortalizas en forma de puré o crema enriquecidas con aceite de oliva o presentar la fruta pelada y cortada puede ayudar a incrementar el deseo por consumir frutas y hortalizas. En cuanto al tipo de frutas y hortalizas todas son bienvenidas sin excepción, prefiriendo las frescas, de temporada y si es posible, de proximidad. 

Legumbres 4 veces por semana 

Las legumbres son fuente de proteína, fibra y otros nutrientes importantes como la vitamina B9. Además, contienen glutamina y arginina, aminoácidos implicados en la función inmunitaria. 

Alimentos integrales 

Se recomienda elegir cereales integrales procedentes de grano entero (pan integral, pasta integral, arroz integral) por su mayor contenido en fibra y nutrientes en comparación con las versiones refinadas. 

Omega 3 

Los ácidos grasos omega 3 que tomamos en la alimentación, además de representar una fuente de energía ayudan a modular el sistema inmune. Los podemos encontrar en pescado azul, nueces y aceite de oliva. 

Los frutos secos y las semillas  

Semillas de girasol o de calabaza entre otras, son una excelente fuente de nutrientes minerales y vitaminas B y E. Además, también contienen arginina. Se recomienda consumir un puñado al día, siempre que sea naturales o tostados evitando los frutos secos fritos, endulzados y salados.  

Hidratación 

La hidratación es uno de los pilares básicos de la alimentación saludable en toda la población. Es especialmente importante en personas mayores, ya que pueden perder la sensación de sed. Agua, gelatinas sin azúcar, caldos vegetales e infusiones son las fuentes de hidratación de preferencia. 

Probióticos 

Diferentes estudios demuestran que el consumo de determinados probióticos de manera regular, contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmune. En Kronosports contamos con diferentes tipos de probióticos para que encontréis el que mejor se adapte a vuestras necesidades. 

¿Qué alimentos evitar para nuestro sistema inmunitario? 

Para potenciar nuestro sistema inmunitario, más allá de fijarnos en qué alimentos debemos potenciar, debemos tener muy presente qué alimentos no comer. Evitaremos todos los alimentos ultra procesados, como las pizzas o productos precocinados, por su alto contenido en grasas y azúcar. Y las bebidas alcohólicas como vino y cerveza ya que no forman parte de una dieta saludable y las moléculas de alcohol pueden afectar nuestro sistema inmunitario. 

 

En Kronosports contamos con un equipo de Dietistas-Nutricionistas que os orientará y os pautará una alimentación adaptada a vuestras necesidades y adecuada al estilo de vida en cada momento.  

KRONOSALUD

Salud y Bienestar & Nutrición Deportiva

Deja un comentario en KRONOSALUD